Regalos de Abundancia – 25 de Diciembre, 2017

A lo largo de los años, me he encontrado con algunos principios generales de Atención Plena, que (cuando los recuerdo, es especial en diciembre) reducen la presión, ahorran dinero, abren posibilidades para la magia de la temporada, y te dan una relación especial con tus hijos.

1- Respirar. Esa es siempre mi primera regla. Cuando noto que me siento estresado, ansioso, molesto, irritable o impaciente, tomo una respiración profunda, larga, y luego otra.

2-Sonreír. Conoces los resultados de la investigación: sonríe y la química de tu cerebro cambia. Déjame decirte que funciona. La Risa es muy buena, al menos tan buena para usted como la vitamina C, disfrute de una dosis diaria de risa. Al final del día, pregúntele a su hijo si ya se han reído lo suficiente y trabajen juntos para asegurarse de que ambos hayan alcanzado su cuota. Sea alegre. Busque la alegría en su vida y en el mundo que lo rodea. Expréselo en voz alta. Ayude a su hijos a sentir el calor que llena a una persona cuando sonríe desde el corazón.

3-Recuerde lo "feliz" en esa frase “Que tenga una feliz Navidad." Mantenga el énfasis en la amabilidad y el amor que es el espíritu esencial de la temporada.

4- Modele una actitud de gratitud. Encuentre la gratitud dentro de usted y motívelo en sus hijos. Ayude a su hijo a enfocarse más en todas las cosas buenas que ya tiene, y menos en todas las cosas que quiere.

Familia5- Haga un pequeño viaje en familia. Tómese un momento durante la temporada de vacaciones para hacer un viaje local con su hijos. No necesita ser lejos, puede ir a las exhibiciones navideñas, visitar un parque con luces, o a cualquier otro lugar al que le gustaría ir.

6- Comparta con otros, en especial con gente menos afortunada. Los niños pueden encontrar un gran placer en idear maneras de hacer del mundo un mejor lugar, ayude a otros que están en condiciones difíciles.

7- Baile. Tómese unos minutos todos los días durante las vacaciones para un baile feliz con sus hijos. Puede que al principio se sienta tonto y tímido, pero tu danza feliz de todos los días pronto se sentirá tan bien para ti como lo es para tu hijos.

8- Expresa tu entusiasmo. Piense en aquello que lo llena de entusiasmo. Ya sea cocinar, ver películas o escribir un libro. Comparta eso con sus hijos. Hable con ellos acerca de las cosas que le entusiasman a usted y a ellos.

9- Encuentra tu perdón. No hay padres o hijos que no se equivoquen a veces. En esta temporada de fiestas, saque de su corazón cualquier dolor o desilusión que se haya acumulado, tanto en su persona como en sus hijos. Pida y conceda el perdón según sea necesario.

10- Mantengase sano. En este momento de exceso, recuerde prestar más atención a su propia salud y a la de su hijos. Trate de hacer tiempo para dormir lo suficiente, comer alimentos nutritivos y jugar al aire libre.

11- Disfrute de tiempos tranquilos. Es especialmente importante en esta época tan ocupada del año. Su hijo y usted necesitan momentos tranquilos para no pensar, para reflexionar y recargar las pilas. Habla con tu familia de cómo pueden darse este regalo.

12-¡Disminuya la velocidad! Hacer las cosas más lentamente lo tranquilizará y lo ayudará a respirar. Y de manera un tanto intuitiva, también le ayudará a darse cuenta de que tiene todo el tiempo que necesita para hacer lo que hay que hacer.

13-Cultive la atención plena. Celebre la existencia de su hijo y cultive la suya propia. Tómese un tiempo para saborear el sonido de la naturaleza, el sabor del chocolate que se derrite en la boca, la luz del sol que se extiende, disfrute el momento.

14- Atesore la emoción de tu hijo. Y trate de encontrar su propio espíritu de emoción festiva también.

15- Recuerde el ayer. Tómese el tiempo para afirmar las tradiciones de su familia. Hable sobre las personas que ya no están presentes, las cosas dulces y divertidas que su hijo hizo cuando era más joven, en fin los dulces recuerdos pasados.

16- Da regalos de tiempo. Déle a sus hijos cupones que puedan cambiar por tiempo con usted, para ir a caminar con ellos, cocinar juntos, ir juntos a una galería de arte, un zoológico, un museo, una película o una librería. Es un tiempo para estar completamente presente para ellos; no lo arrebate usando su teléfono, teléfono apagado.

17- Haga un cartel de agradecimiento. Usando una combinación de palabras e imágenes, haga un póster que muestre cómo aprecia a su hijo: sus contribuciones a la familia, sus entusiasmos, sus preguntas, sus propias formas especiales de pensar y ser.

18-Dar libros. Mis hijos tenían un libro-cojín con el que podían dormir cuando eran pequeños. Hoy en día no se si los leen, pero les gusta abrazar los libros y los llevan a todas partes.

19- Naturaleza. Considere darle a su hijo el regalo de la naturaleza, tal vez en la forma de una experiencia al aire libre semanal que puedan disfrutar juntos. Discuta las posibilidades, como caminar por un bosque cercano, hacer una caminata en un sendero o construir una casa para pájaros juntos.

20- Date permiso de ser como un niño, es cierto que tu papel es ser el padre de tus hijos, es tu responsabilidad. Pero al darte permiso de ser otro niño más, en especial en los días de las fiestas, estarás creando muy lindos recuerdos para tus hijos.

21- Practica el Bienestar de la FRESA con tu hijo. Invítalo a actividades que lo hagan Fluir, que construya Relaciones, que viva Emociones Positivas, en actividades que sean significativas, que sientan que son parte de este mundo, actividades con Sentido, y conversa sobre sus planes para el 2018, que quiere Alcanzar a corto, mediano y largo plazo.

No hay comentarios

Agregar comentario

Debe ser Conectado para agregar comentarios.

error: Alerta!!! Derechos de Autor